Yo por eso ya no me canso ni me sacrifico,

yo por eso, cuando tengo ganas de llorar, sonrío

y hago de la sonrisa carcajada

cuando me acuerdo del lado divertido

que tiene cada paso, cada parada,

cada caída y cada levantada

en todo lo que llevo de camino.

Yo por eso soy feliz aunque esté triste,

porque ¿pa qué llorar si sigo vivo?

y ni siquiera si llega la muerte,

pues sólo será un sueño diferente

y ya lo dijo un día un gran poeta:

la vida es frenesí, es ilusión, es sueño,

y si en la muerte ese sueño es eterno

entonces será una vida más viva

y habrá que disfrutarla sonriendo.

about Rita Cerezo

Tonalá Chiapas (sine data). Afortunadamente me topé con los mitos antes que con los cuentos de princesas, y con Poe antes que con Corín Tellado; eso me llevó a aprender Latín, Griego y tratar de ganar almas para los dioses olímpicos entre los desorientados adolescentes de la UNAM. Lo de escribir fue un vicio que empezó muy temprano, actualmente estoy en tratamiento en un grupo de apoyo, no para dejarlo -ya vi que es imposible-, sino para degustarlo mejor.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>