Desiré es juguetona, es insistente,

se mete en tus pensamientos, en tus ideas,

se inmiscuye en tu imaginación y en tus sueños.

No la sientes acercarse:

cuando lo notas es porque ya está dentro de ti

y, una vez dentro, estás condenado,

porque tus vísceras le exigen a tu cuerpo,

cada vez con más fuerza,

que te dejes caer en tentación.

Desiré es la manzana del Edén,

el cinturón de Afrodita,

la fuente de oxígeno para las hogueras.

Desiré es el todo concentrado en un instante,

la hermana favorita de Eros

que se disfraza de él y nos engaña,

porque suele ser muy tarde cuando comprendemos

que no podía ser otra más que ella.

about Rita Cerezo

Tonalá Chiapas (sine data). Afortunadamente me topé con los mitos antes que con los cuentos de princesas, y con Poe antes que con Corín Tellado; eso me llevó a aprender Latín, Griego y tratar de ganar almas para los dioses olímpicos entre los desorientados adolescentes de la UNAM. Lo de escribir fue un vicio que empezó muy temprano, actualmente estoy en tratamiento en un grupo de apoyo, no para dejarlo -ya vi que es imposible-, sino para degustarlo mejor.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>