Cuando haya muerto se perderá mi nombre

en los olvidos de los amantes que nunca fueron míos,

entre las notas de un réquiem nunca escrito,

en el amor que tuve y que he perdido.

Cuando haya muerto, mi tumba será el viento,

que borrará el olor a podredumbre

y arrancará los gusanos de mi cuerpo

para fingir que la muerte es sólo un sueño,

dulce descanso de la agonía y el miedo,

y podrá arder mi disfraz de guerrero

en esa pira que me encendió el infierno.

Cuando haya muerto ya no seré tu vida,

sólo seré polvo en el universo.

about Rita Cerezo

Tonalá Chiapas (sine data). Afortunadamente me topé con los mitos antes que con los cuentos de princesas, y con Poe antes que con Corín Tellado; eso me llevó a aprender Latín, Griego y tratar de ganar almas para los dioses olímpicos entre los desorientados adolescentes de la UNAM. Lo de escribir fue un vicio que empezó muy temprano, actualmente estoy en tratamiento en un grupo de apoyo, no para dejarlo -ya vi que es imposible-, sino para degustarlo mejor.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>