Crees que no espero nada,
ni siquiera que leas estas palabras,
y sé que no lo harás,
nunca lo has hecho,
pero eso no me quita la esperanza.

Crees que no quiero a nadie
y hay veces que yo misma lo he creído,
¿puedes culparme?
¿Por qué creer si ya todos se han ido
y al final sólo yo voy a quedarme?

Pero sí quiero y, aunque sé que no debo,
más que querer siento un amor que quema,
una pasión que me desborda el pecho
y tatúa tu nombre en mi cerebro.

Creo que nunca podrás entenderlo,
pero también que no quiero explicarlo,
porque al final todo eso es lo de menos
si no dejas de apretarme entre tus brazos
y llevarme al cielo por el camino al infierno.

¿Y para qué echar a perder mis fantasías
con realidades inútiles por falsas?
¿Para qué complicar más mi vida
con la complejidad que oculta tu mirada,
si así me evito llantos y fatigas?

Creerías, ya sé, si un día leyeras esto,
que lo hago porque yo no quiero a nadie,
o porque de verdad no espero nada.
No, lo hago porque ya me ha enseñado el tiempo
que nada te devuelve las lágrimas gastadas.

¿Crees que no espero nada?
Espero tu sonrisa, tus ojos pispiretos y tus bromas pesadas,
espero ser feliz, y ser completa,
espero sonreír y dejar ir los complejos y las cargas
que estorban a mis metas.

Espero verte bien, porque te amo,
y no me importa si eres ángel o diablo,
si eres cielo e infierno al mismo tiempo,
si eres principio y fin,
si para ti soy nada o si soy algo,
o si me olvidas un día por completo.

Porque aunque yo te olvide
quedarás en mis letras para siempre:
en los poemas tristes y felices,
en los intentos de novela y en los cuentos
en los que otros han leído
y en los secretos.

about Rita Cerezo

Tonalá Chiapas (sine data). Afortunadamente me topé con los mitos antes que con los cuentos de princesas, y con Poe antes que con Corín Tellado; eso me llevó a aprender Latín, Griego y tratar de ganar almas para los dioses olímpicos entre los desorientados adolescentes de la UNAM. Lo de escribir fue un vicio que empezó muy temprano, actualmente estoy en tratamiento en un grupo de apoyo, no para dejarlo -ya vi que es imposible-, sino para degustarlo mejor.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>