Junio 4, 2011.

9:33 p.m.

La luna media apenas nace en el cielo azul añil. Nace de a poquito como tú, con las ganas de alumbrar los espacios vacíos, ésos ratos de soledad nocturna en la que acontecen millones de eventos que al menos hoy tienen que ver directamente con la bienvenida de la tierra a esta vida que ya es tan tuya.

Escribo ahora que tengo la luz tenue sobre mí, que estoy justo en uno de mis sitios preferidos en el que los recuerdos se desbordan y derraman sonrisas, amores, besos que jamás sucedieron, historias que se contaron y otras que nunca se dijeron, quedando así ancladas en el mar de la memoria, historias divinas que, lo prometo, algún día te contaré.

Tengo tanto que quiero compartirte del mundo, éste que es tan mío y que traigo envuelto entre las manos para obsequiarte, un mundo secreto que quiero con todo el corazón que conozcas, para que entiendas un poco acerca de la magia que te ha tocado por herencia, esa magia que no podrás obtener de otra forma, porque las mujeres de tu familia tenemos un don perpetuo, un poder inexplicable y maravilloso que guarda nuestros silencios, nuestras nubes, nuestras especias y sabores, nuestro esfuerzo, nuestras penas, nuestros aromas, en fin…

Por eso Inés, te conjuro a que seas una soñadora irremediable, que encuentres tu camino en las estrellas y cada luna llena tengas la capacidad de curar las heridas del alma con el beso de tu boca, te conjuro a que tengas la capacidad de hablar con los espíritus que habitan la tierra, aquellos que siembran bondad cada vez que nos susurran bajito en el oído, que cada vez que les necesites, puedas llamarles sin miedo, porque serás de las pocas que entenderás y hablarás su lenguaje.

Te conjuro una canción de cuna que te haga dormir, un amor de leyenda que te vuelva loca y cambie tu mundo, la capacidad de leer entre líneas y mirar con inocencia la verdad, por muy dura que ésta sea. Te conjuro unas manos que sepan de texturas y que tus pies sean brújula para indicarte hacia dónde caminar.

El viento no ha dejado de soplar y las risas, Inés, la gente de este lado ríe montones y no me equivoco al decir que celebran tu llegada. Un día, cuando tengas edad suficiente, te traeré a este sitio y te contaré el resto de la historia que te pertenece, tomaremos té y reiremos como ahora ellos ríen, nos sentiremos afortunadas de llevar la misma sangre y haber heredado la misma locura.

Te hablaré del amor y el desamor, de los fantasmas que me visitan y de tu bisabuelo minero, de los hombres que he amado y que nunca me eligieron, de por qué no debes esconder tu belleza interna y me harás leerte tu cuento preferido de aquél libro de historias pequeñitas que escribí solo para ti, donde hablo de un león viviendo en una taza o una araña de patas largas que se refugia en un florero vacío o de aquella jirafita que lleva su nombre en honor a uno de tus poetas preferidos.

Sí, Inés… hay tanta belleza en este mundo y tanta magia que a veces no vas a poder soportarla y en el proceso de hacer todo por protegerla, irás perdiendo ganas, latidos y lágrimas, va a doler y a veces mucho, vas a pensar en morir y vas a extraviar caminos y personas, vas a asfixiarte en tu propio aire y vas a renacer… porque eres linda y fuerte y tienes el fuego contigo.

Para sobrellevar las sombras, para el tiempo de grises y tormentas, para los naufragios y la desesperanza, para el tiempo de los corazones rotos y los demonios… te conjuro mi luz, mis ganas, mi fortaleza,  mis veranos, mis mañanas, mi voz, mi abrazo en donde puedas acurrucarte a dormir tranquila mientras te canto.

Y como dijera Isabel Allende en alguna novela… Inés… Inés del alma mía… te conjuro a que seas feliz… como quieras serlo y bajo cualquier circunstancia, pero total e irremediablemente feliz.

Bienvenida a la historia de tu vida.

Tu Ele.

about Lillian Hosking

Treinta y tres años haciéndole al cuento. Zurda por herencia. Loca medicada de manicomio, favor de fijar desde ahí cualquier expectativa.

3 comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>