Te besé y fue una locura

por creer que era dura

Y no iba a enamorarme,

Y al tocarme la cintura

Quebraste mi cordura

Y supe que era tarde.

*****

No le digas a nadie que esto no es amor,

hazme creer que incluso tú lo crees

y sigamos jugando…

no fastidies con llanto

las horas inmortales que podemos pasar

si no estamos atados.

Vamos a liberarnos

y a no dejarnos solos

porque el mundo es muy grande

y las noches muy frías,

y quizá tu piel tibia

me puede calentar.

*****

Cipride maldición que me ha caído,

‪perdona, oh diosa/odiosa, si en algo te ofendido

‪-aunque más bien a tus pies me he rendido-.

‪¿Qué puedo hacer, dime, te lo suplico,

para librarme de este cruel castigo

y retomar de una vez mi camino?

¿Qué te apetece? ¿Algún sacrificio?

¿O solamente lo hiciste por vicio?

about Rita Cerezo

Tonalá Chiapas (sine data). Afortunadamente me topé con los mitos antes que con los cuentos de princesas, y con Poe antes que con Corín Tellado; eso me llevó a aprender Latín, Griego y tratar de ganar almas para los dioses olímpicos entre los desorientados adolescentes de la UNAM. Lo de escribir fue un vicio que empezó muy temprano, actualmente estoy en tratamiento en un grupo de apoyo, no para dejarlo -ya vi que es imposible-, sino para degustarlo mejor.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>