En el 3014 el minimalismo zen ha llegado a su esplendor y dicta las normas de las artes. En su código que consta de dos millones de artículos, se obliga a los pintores a dibujar sin lienzo ni pintura, sin bosquejo y sin firma. A los músicos a tocar sin notas ni instrumentos, y a los escritores a crear historias sin trama ni personajes, pero lo más importante, sin palabras ni lectores.

about Sergio Armenta

En algún momento todo se deformó en letras y notas. La música y los libros siempre me han acompañado en mi andar.

2 comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>