ACTO III

ESCENA 1

Regresa el sirviente muy contento con un recipiente.

SIRVIENTE: (A Polifemo) ¡Amo, ya estoy aquí!

POLIFEMO: Te estoy viendo, idiota, tengo un solo ojo, pero ciego no estoy. (Le quita el recipiente) ¿Ésta es la bebida maravillosa?

SIRVIENTE: Sí, amo. ¡Te aseguro que nunca has probado nada igual!

POLIFEMO: (Desconfiado) Mmmmm, pues no seré yo quien la pruebe primero. (Gritando) ¡Sensual Criatura, trae al rebelde! (Aparece Sensual Criatura con Odiseo que finge tener las manos atadas).

SENSUAL CRIATURA: Aquí está.

POLIFEMO: (Al sirviente) Trae un vaso, vamos a asegurarnos de que no haya truco. (Llena el vaso y se dirige a Odiseo) ¡Bebe hasta el fondo! (Odiseo le muestra sus manos atadas y Polifemo hace una seña a Sensual Criatura quien sostiene el vaso para que el prisionero beba).

ODISEO: ¡Mmmmm! Había olvidado lo delicioso que es esto. ¿Podría beber un vaso más?

POLIFEMO: No te hagas el gracioso. (Al sirviente) ¡Dame un vaso! (Da un trago y queda sorprendido) ¡Oh, es verdad que esto está delicioso! (Se bebe todo de una vez) ¡Sírveme otro vaso!

ODISEO: No te aconsejo que lo tomes tan aprisa, esta bebida debe saborearse. Disfruta su aroma, siente su sabor en tu paladar…

POLIFEMO: ¡No me vengas con estupideces! ¡Yo soy El hijo de Poseidón y bebo como se me da mi regalada gana! ¡Y cállate si no quieres que olvide cualquier trato contigo!

ODISEO: Está bien, pero no olvides que esto es sólo una muestra la carga completa sigue estando en la nave.

Polifemo gruñe, pero ya no contesta. Sigue bebiendo una copa tras otra. Pide a Sensual Criatura que le lleve algo de comer y ella sale, luego pide al sirviente que ponga música. Se hace de noche.

ESCENA 2

Polifemo ya está muy borracho, se ha acabado el vino e insiste en que el sirviente vaya por más.

SIRVIENTE: (A Polifemo) ¡Pero, amo, tú sabes que afuera no es seguro de noche!

POLIFEMO: ¡Eressshhh un cobarde! ¡Nunca nadie quiere hacer lo que yo digo! ¡Soy un cíclope fracasado! ¡Nadie me respeta! Ni siquiera ella, no le importa que la quiera tanto.

ODISEO: Te entiendo perfectamente. Mis hombres tampoco son muy obedientes que digamos. No saben del sacrificio que implica mandar.

POLIFEMO: ¿Verdad? Ven aquí, ¿cómo me dijiste que te llamabas?

 

ODISEO: Me llamo Nadie.

POLIFEMO: ¿Nadia?

ODISEO: No, Nadie.

POLIFEMO: Nadie, Don Nadie, jefe de la tropa rebelde. Con ese nombre sé que tú sí puedes entenderme. ¡Estos en cambio, no saben lo difícil que es ser el jefe!, ¡tú sí sabes lo que tengo que padecer todos los días. (Al siriviente) ¡Y tú! ¡He dicho que vayas por más!

SIRVIENTE: ¡Pero, amo! ¡Ya has bebido mucho!

POLIFEMO: ¿Y? ¡Para eso soy el amo, para hacer lo que yo quiera! Aunque les pese, aunque mi padre no me respete (Se pone a llorar) Porque no me respeta, ¿por qué no me respeta? Sensual criatura, ¡abrázame por favor! ¡He dicho que quiero más de esto!

Odiseo, Sensual Criatura y el sirviente se miran con complicidad. Ella abraza a Polifemo, empieza a cantarle una canción de cuna, parece que Polifemo se va a quedar dormido, pero de pronto despierta y pide una canción movida. El sirviente la pone y Polifemo saca a bailar a Sensual Criatura, luego incita a todos a bailar. Después de un rato ya todos están cansados menos Polifemo, quien parece que no va a dormir nunca. Odiseo hace una seña al sirviente para que vaya por más vino y éste se escabulle poco a poco.

ESCENA 3

El sirviente regresa y se encuentra con que Polifemo se ha puesto necio y discute con Sensual Criatura por celos.

POLIFEMO: ¡Eressshhh una coqueta! ¿Crees que no vi que le hiciste ojitos?

SENSUAL CRIATURA: (Divertida) Nuestra relación es estrictamente profesional, Polifemo.

POLIFEMO: ¡Ayssshhh! ¡Ésa es la historia de mi vida! ¡Dame más vino, sirviente! ¡Yo la procuro, la cuido, la quiero! Pero ella prefiere a este escuálido rebelde, ¡agggh! ¡Ahora verás!

Polifemo va decidido a golpear a Odiseo, pero éste lo esquiva con agilidad, lo que enfurece al Cíclope que, torpemente lo persigue por todo el escenario sin poder alcanzarlo. El sirviente trata de calmarlo, pero Polifemo se enfurece aún más y toma un hacha, lo que hace que Odiseo deje de fingir y se libere las manos, desenfundando su espada y activándola. Con el susto, Polifemo tropieza y su cara toca la espada que accidentalmente le quema el ojo.

POLIFEMO: ¡Ahhh! ¡Ahhh! ¡Aaahhh! ¡Mi ojo! ¡No veo nada! (Empieza a dar vueltas por el lugar y a golpear todo con el hacha, a ciegas, pega a los controles de la puerta y se oye ruido metálico)

SENSUAL CRIATURA: ¡Nooo! ¡Estamos encerrados!

POLIFEMO: ¿Eso es lo único que te importa? ¿No ves que sufro? ¿Dónde estás? ¡Ayúdame! ¡Ay!

SENSUAL CRIATURA: ¡Todo esto es tu culpa! ¡Tu culpa! (De una patada le tumba el hacha, luego le da un golpe en la nuca y Polifemo cae desmayado, Odiseo y el sirviente la miran asombrado)

ODISEO Y SIRVIENTE: ¿Por qué no hiciste eso desde un principio?

SENSUAL CRIATURA: (Tierna) Porque no quería lastimarlo (Odiseo y el Sirviente se miran desconcertados). Pero dejen de perder el tiempo, Polifemo activó una alarma silenciosa y no tardan los guardias en venir a ver qué ha pasado. Si nos descubren estamos muertos.

SIRVIENTE: (Da un grito aterrador) ¿Qué haremos?

ODISEO: (Mirando a Sensual Criatura) ¡Lo tengo! ¡Rápido, llévanos al vestidor!

SIRVIENTE: ¡No! ¡Eso sí que no! (Sensual Criatura le señala una puerta, Odiseo entra y ella empuja al Sirviente detrás de él)

SENSUAL CRIATURA: Al vestidor ha dicho.

En cuanto ellos entran ella acomoda a Polifemo para que parezca que está dormido, empieza a cantarle de nuevo la canción de cuna. Casi de inmediato entra otra Preciosura con su espada encendida.

ESCENA 4

PRECIOSURA: ¿Qué ha pasado aquí?

SENSUAL CRIATURA: ¿Qué crees que ha pasado? Polifemo ha tenido otro ataque de furia.

PRECIOSURA: (Mirando todo el desastre en la habitación) ¿Todo esto lo ha hecho él solo? ¿Dónde está el sirviente?

SENSUAL CRIATURA: Ha ido a entregarle los prisioneros a Poseidón. Bueno al único que quedaba.

Preciosura camina hacia Polifemo, pero entran Odiseo y el Sirviente vestidos de Ovejas Eléctricas (Así le llaman a la guardia personal de Polifemo).

ESCENA 5

PRECIOSURA: (Sorprendida y molesta al ver sus vestimentas) ¿Quiénes son ustedes? ¿Por qué llevan esa ropa? Eso sólo puede ser usado por las Ovejas Eléctricas.

SENSUAL CRIATURA: Precisamente. Son las nuevas reclutas de Polifemo.

 PRECIOSURA: ¿Estos esperpentos? Eso sí que no lo creo. Polifemo podrá ser lo que quieras, pero siempre ha tenido buen gusto.

ODISEO Y SIRVIENTE: ¡Oye! ¡Estamos aquí! También tenemos sentimientos.

SENSUAL CRIATURA y PRECIOSURA: ¡Cállense!

SENSUAL CRIATURA: Las ha reclutado para llevarle la contraria a Poseidón. Pero ahora que está dormido debemos aprovechar para deshacernos de ellas, si Poseidón las ve aquí Polifemo va a tener muchos problemas, así que ayúdame a abrir esa puerta antes de que vengan la guardia imperial de Talassia, que seguramente ya ha sido alertada por la alarma. (Acomoda a Polifemo de manera que no se le vea el rostro y empieza a empujar a “las nuevas reclutas” a la puerta).

PRECIOSURA: (Después de revisar los controles de la puerta) ¡No hay manera! El control fue totalmente destruido y la alarma debe haber sellado la puerta. Sólo la voz de Polifemo puede desactivar el seguro, despiértalo y ya está. (Se levanta y va hacia él a despertarlo, Sensual Criatura trata de evitarlo pero no lo logra) ¡Qué ha pasado aquí! ¡Amo! ¿Estás bien? (Lo sacude y Polifemo empieza a reaccionar, todavía muy borracho) ¿Quién te ha hecho esto?

POLIFEMO: (Arrastrando las palabras) Nadie, nadie. ¡Prende la luz, me duele la cabeza!

PRECIOSURA: (Voltea a ver furiosa a Sensual Criatura) ¿Cómo has permitido que ocurriera esto? ¡Tu deber es cuidarlo! ¡Ya vas a vértelas con Poseidón!

SENSUAL CRIATURA: (Activando la espada) Lo siento, pero no tengo tiempo de esperar a Poseidón.

Ambas empiezan a pelear, mientras el Sirviente intenta abrir la puerta. Odiseo cierra los ojos y al parecer comienza a meditar.

SIRVIENTE: (Desesperado) ¿Qué haces? ¡No es momento de empezar con tus manías jedaiyescas!

ODISEO: Calma. Si entregaste mi mensaje saldremos de aquí muy pronto. No contábamos con la puerta cerrada, pero afortunadamente eso tiene solución, si me permites concentrarme

Las ovejas eléctricas siguen peleando, una de ellas está a punto de cortarle la cabeza con la espada láser, pero Odiseo la esquiva con toda calma y sin problemas, cierra los ojos de nuevo. Se oye ruidos desde afuera y luego una explosión. Entre los escombros vemos aparecer a Chewee.

ESCENA 6

CHEWEE: ¡GGRRR!

ODISEO: ¡Querido amigo! ¡Nunca me había sentido tan feliz de verte! ¿Está todo listo para irnos? (Chewee va a contestar, pero es interrumpido)

PRECIOSURA: Chewee, ¿eres tú? (Deja a Sensual Criatura en guardia y corre hacia él, se detiene y lo mira bien) ¡Sí! ¡Eres tú! (Se avienta a sus brazos)

CHEWEE: ¡GGRRR!

POLIFEMO: ¿Quién es Chewee? ¿Qué está pasando? ¡Prendan la luz! (Manotea y golpea a Chewee).

CHEWEE: ¡GGRRR!

POLIFEMO: Iuuuggg, ¿Qué es esta apestosa criatura?  ¡Sensual Criatura, Preciosura, mátenla! (Preciosura de inmediato reacciona contra Polifemo)

PRECIOSURA: A Chewee nadie lo toca.

POLIFEMO: ¿Ahora tú también estás en mi contra? ¡Padreee!

Se oye una comunicación del exterior

GUARDIA IMPERIAL: Señor Polifemo, hemos recibido una alarma. ¿Qué ha pasado?

POLIFEMO: Nadie, ¡Nadie ha hecho esto! ¡Nadie está aquí!

GUARDIA IMPERIAL 1: ¿Ha sido una falsa alarma entonces?

POLIFEMO: ¡No, vengan! ¡Nadie está aún aquí! ¡Las ovejas eléctricas!

GUARDIA IMPERIAL 1: Si está solo para qué vamos, señor. Con todo respeto, sólo hemos venido a ver si había un peligro, pero no somos damas de compañía. SHHH, SHHH La comunicación se corta, señor, será mejor cortar, cambio y fuera. (Hay unos breves segundos de silencio) Págame, te dije que era otra de sus tonterías, ya se volvió a meter esas cosas raras.

GUARDIA IMPERIAL 2: ¡Idiota, no apagaste el interruptor! (Se oye que cortan la comunicación)

ODISEO: Bueno, creo que después de todo ya no hay nada de qué preocuparnos. Chewee, avisa a Han que vamos para allá.

SENSUAL CRIATURA: Nosotros vamos con ustedes.

PRECIOSURA: (Con voz insinunante) Chewee, vamos a la bodega, quiero que me ayudes a cargar algunas cosas para llevar.

CHEWEE: ¡GGRRR!

Chewee y Preciosura van a la bodega. Los demás se adelantan a la nave. Polifemo se queda solo.

ESCENA 7

Entran Yoda y Obi Wan.

YODA: ¿Has visto? La fuerza siempre triunfa

OBI WAN: Tiene razón, maestro Yoda, como siempre.

FIN.

about Rita Cerezo

Tonalá Chiapas (sine data). Afortunadamente me topé con los mitos antes que con los cuentos de princesas, y con Poe antes que con Corín Tellado; eso me llevó a aprender Latín, Griego y tratar de ganar almas para los dioses olímpicos entre los desorientados adolescentes de la UNAM. Lo de escribir fue un vicio que empezó muy temprano, actualmente estoy en tratamiento en un grupo de apoyo, no para dejarlo -ya vi que es imposible-, sino para degustarlo mejor.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>