Cosas que seguramente representan a los soñadores:

  1. Abren cualquier puerta estampándosela en la cara (solo a veces).
  2. Se estrellan contra algún poste, mientras van caminando por la calle y son distraídos, no precisamente por ir viendo el celular, sino por cosas tan sencillas como el vuelo de una mariposa, la lluvia de la jacaranda o una madre con su hijo riendo a carcajadas.
  3. Más de una vez son víctimas del sonido de un claxon porque para ellos, es mucho más significativo voltear a observar el lado del paisaje al momento de atravesar una avenida, ignorando aquel de donde vienen los autos.
  4. Tienen la mirada perdida en algo que el resto de la gente conoce como “nada”, pero en realidad es un “todo” interior.
  5. Su canción preferida los pone en peligro de muerte mientras van manejando.
  6. Olvidan toda clase de objetos en lugares insospechados y pueden pasar hasta dos o más días sin que se enteren que los perdieron.
  7. Por azares del destino, pueden quedarse encerrados en lugares estrechos y cuando intentan salir por debajo, se atoran, empeorando la situación (por ejemplo, un baño).
  8. Siempre cargan con papel y lápiz para capturar lo que observan.
  9. Miran lo invisible.
  10. Simpatizan con los niños y con la naturaleza y hablan su lenguaje.
  11. Cometen locuras tales como cantar a todo pulmón, bailar en mitad del patio, regalar flores o dulces o abrazos a desconocidos y alegrarles el día nada más porque sí.
  12. Olvidan fechas de citas y reuniones de trabajo, pero cuando se trata de cumpleaños, aniversarios o algo que es importante para los que quieren, lo tienen muy presente.
  13. Cuidan corazones rotos, aunque no los reparen.
  14. Pueden leer casi toda clase de historias, en cualquier medio: fuego, mar, estrellas, cielo, líneas de las manos, miradas.
  15. De ellos puedes esperar siempre a recibir agradables sorpresas un día cualquiera.
  16. Defensores de la paz y la justicia, aunque la mayor parte del tiempo no tienen la más mínima idea de cómo hacerlo (pero lo intentan).
  17. Les encuentras disponibles a las 3 de la mañana, pues la inspiración no les permite dormir mucho.
  18. Se saben cronopios.
  19. Creen en seres mitológicos y si alguien les dice que no existen, entonces los crean.
  20. Todavía de adultos, mantienen estrecha amistad con sus amigos imaginarios.
  21. Te hacen reír a carcajadas con sus distracciones y más de una vez necesitan que les protejas de ellos mismos.
  22. Suelen nombrar a sus objetos preferidos como autos, guitarras, cuadernos de notas y cámaras.
  23. Conservan pequeñas colecciones de soledades e infinitos.
  24. Los reconoces claramente en cualquier sitio al aire libre, una plaza, un parque, un puente, porque son quienes paran un momento y cierran los ojos sonriendo para sentir el viento.
  25. Jamás usan paraguas.
  26. Son generosos.
  27. Es fácil herirlos, pero es difícil lastimarlos, porque están tan embelesados con la belleza del mundo, que olvidan pronto.
  28. Andan por la noche descalzos, a oscuras y en silencio.
  29. No temen mostrar sus sentimientos o emociones a quien sea, por lo general se les ve llorando en espacios abiertos y en plena luz del día.
  30. Guardan en los bolsillos dosis de luna, caricias, besos y golosinas.

 

Confirmado.

Son tiempos difíciles para los soñadores.

about Lillian Hosking

Treinta y tres años haciéndole al cuento. Zurda por herencia. Loca medicada de manicomio, favor de fijar desde ahí cualquier expectativa.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>