Entre sábanas blancas cubrías la desnudez de tú cuerpo, y en tú piel el claro de luna se reflejaba, yo solo te admiraba acostada en la cama.
Aún se me eriza la piel al recordar lo que suscitó esta noche entre nosotras dos.
Un café, un sofá, un sentimiento de deseo incontrolable por besar tu cuello, fueron los indicios de acercarnos, así despacio, hasta darnos un beso. El mariposeo pronto surgió, las palabras se hicieron a un lado y  un par de almohadas cayeron al suelo.
Mis labios te hacían chupetazos, mientras recogías mi cabello con tus manos, ya no había marcha atrás, la pulsación era cada vez más frenética. Frente a frente,  labio a labio, mordiscos incesantes que nos hacían desear más.
Dejamos los clichés aún lado, y no nos parábamos de besar, mis manos como caminantes recorrieron cada curva de tu cuerpo, te quité la armadura y desprotegida, acaricié tus senos. Tan suaves, tan hermosos y delicados, aún puedo recordar el lunar entre cada uno de ellos.
Me miraste a los ojos y pude ver como tus pupilas se dilataban, al igual que las de un drogadicto. Te robé un beso, y te dije un te quiero cuando el viento cálido nos abrazaba. Sentí como tu alma se entregaba a la mía en medio de la oscura noche, y entre mis manos tomé lo más cálido de tu cuerpo, suspiros lanzabas al viento a la una de la mañana. Mi corazón estallaba cada vez que nuestra piel rozaba mientras que las estrellas cómplices de nuestra inconmensurable pasión guardaban silencio en este salón. El aroma de tu cabello se disipaba en el viento, marcando las 2. Te recogí entre mis brazos y te dije mil te amos en tu boca.
Ahora duermes tranquila acostada en mi cama, mientras que el alba nos recibe entre sus llamaradas escondidas detrás de aquellas montañas.

*Imagen: Alessandro Allori – Venus y cupido

about Sandra

He nacido y crecido en diferentes lugares, pero como mi acta dice que nací en San Luis Potosí lo dejaremos así. El amor por las letras nació desde que era muy pequeña. A veces eran tan complejas que nadie las entendía y a veces muy irreales para no creerlas. Hoy en día me dedico como viciosa a escribir versos y estrofas. Afortunadamente me he topado con personas maravillosas que me hacen escribir (ellos son mi inspiración). Tengo 18 años y actualmente estudio en la UNAM, he concursado y he publicado varios artículos en otras paginas web. Aun me falta mucho por conocer y esto no es la excepción. :)

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>