Estaba cortándome las uñas de los pies, en público, of course, cuando quise despedirme de ustedes.

Así como lo oyen, ésta es la última divagación en Qaplann de su servilleta, la pinchi vieja mendiga que los acompañó por 3 largos años, pero no me voy sin antes decirles porqué:

Me han censurado durante 5 semanas en las que envié mi divagación puntual. Me han tachado de grosería, dicen que cada vez voy más fuerte y que ya no tengo filtro, tampoco me han pagado y se incumplido mi contrato de exclusividad, así que, mejor tan cuates como siempre y ahí la bombillos.

Nosierto, infelices , ahí les va la neta, nuestro editor estuvo malito, luego al de publicidad lo corrieron, la correctora de estilo se embarazó, el contador se lesionó jugando contra los del almacén, a la de los cheques la dejó su esposo y al viene viene lo orinó un perro.

Pa pronto, pura desgracia y como yo voy en mi sexta vida, pos ya me tengo que cuidar. Así que mejor ya le llego.

Mis queridísimos chamacon@s, me despido con una reflexión que me llega al alma:

“Péguenle duro a la tatacha y acompáñenla con caguama”

Algún día regresaré, los quiero.

Bye-gon

about Pepa

Ruca libidinosa, de origen mixteco con aires de grandeza y debilidad por los jóvenes apuestos, actualmente muerta cuyo vínculo con el más acá es el infernet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>