Estaba comprando pan puerco para el empache de mi Porfirio cuando me acordé de aquella vez en que mi compadre Baltazar me hizo una propuesta indecorosa como la de Rober Redfor a la Demi Mur. La cosa es que se me acercó el muy mendigo y me dijo:

-Mí Pepa, uste me cuadra, ¿no me da de su néctar del pasión?

Jijo de la jujurria ridículo, quiso ser muy poeta el muy najayote como pa suavisar el asunto, ¡No mamuts!

Dejen los pongo en “contesto”: mi coma traía broncas con Balta, quesque ya no se querían, mi compadre decía que ella ya no la atraía, ella que él era el ser más despreciable enemigo de la sociedad, etc, etc, ya saben, hablando pestes por todos lados los dos, que no se aguantaban nada, que estaban juntos nomás por los niños y que iban a llevar el asunto a los tribunales, así como lo oyen, porque cuando mi raza discute ve los asuntos con sus “abogados”, pinches farsantes, con trabajo tienen para pagar uno, pero a la hora de amenazar, siempre dicen “mis abogados”, no mamarts.

En fin que en esas andaban cuando se le ocurrió al “idioto” pedirme el traste. Yo como buena amiga fui y le dije a la coma. Les juro por mi jefa que fue en solidaridat y lealtat. Hasta se lo dije apenada, ofcors, le pedí discreción.

Al inicio me agradeció y ya se imaginarán, si de por sí ya andaban con broncas y se odiaban, la cosa se puso fea, o sea se separaron. Tons mi coma no salía de mi cantón, diario ahí durante semanas, buscando consuelo y alivió hasta que de pronto dejó de irme a ver, reapareciendo meses más tarde con la noticia de que había regresado con el Balta.

¡Mmmta!

Luego se volvieron a peliar y mi comadre otra vez fue a mi cantón hasta que por segunda vez se alejó pa regresar con el Balta.

Como se imaginarán, yo en tanta separación que tuvieron, pos le decía lo feo que estaba y lo sangre pesado que era. De haber sabido que mi comadre era tan pelleja pa regresar con él, ni le digo nada, nomás sirvió para enemistarnos cuando ellos volvían.

Ni pex, no hablen mal de los que se van a divorciar porque una es la que queda mal mientras ellos reavivan la llama del amor, pinches infelices, mejor deberían callarse sus problemas, no sé quién sea más pelleja, mi comadre por regresar o yo por ayudarle. Jiar jiar jiar

about Pepa

Ruca libidinosa, de origen mixteco con aires de grandeza y debilidad por los jóvenes apuestos, actualmente muerta cuyo vínculo con el más acá es el infernet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>